5 Consejos para Celebrar una Boda en Verano

La alegría de una mañana soleada, un espectacular y melancólico atardecer con vistas al mediterráneo, o una noche templada pueden formar parte de tu día más especial. 

Las bodas en verano pueden resultar especialmente mágicas aunque el calor también puede crear ciertos desafíos que tenemos que atender. En Ancora Catering queremos darte 5 consejos para celebrar tu día más especial durante la época estival. 

Cuida la Elección del Lugar

La finca o masía donde vayamos a celebrar la boda es siempre una elección complicada, pero si además la boda es en verano, tenemos que tener en cuenta ciertos puntos:

  • Un buen acondicionamiento: Necesitamos una zona interior que esté bien acondicionada para que los invitados puedan refugiarse del calor cuando lo necesiten. 
  • Sitios con vistas: Una de las ventajas de una boda en verano es que nos permite explotar el espacio al aire libre. Las haciendas con jardines son un lugar perfecto para esta época del año.

En Ancora Catering te recomendamos Villa Delia, una casa señorial del siglo XIX de preciosos jardines.

Elige el Horario Perfecto

Las bodas en verano nos ofrecen, gracias al clima, una enorme versatilidad que nos permite situar la celebración en el momento del día que más nos guste. Si quieres una ceremonia al atardecer de la que saldrán estampas preciosas, o incluso una boda de noche, el verano es el escenario ideal. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Pausas y descansos: Entre los momentos clave de la boda, recuerda dejar pequeños espacios de tiempo muerto para que los invitados puedan descansar, charlar y refugiarse del calor en las zonas interiores. 
  • Para bodas de noche: Algunos puntos serán distintos que en una boda de día, como son la recepción y la decoración. Podemos jugar con la iluminación para crear una primera impresión de película. 

Planifica el Menú

El calor afecta al tipo de menú ideal para una boda, ya que este debe ser más ligero que en una boda de invierno, y refrescante para combinar a la perfección con la temática veraniega:

  • Un catering ligero: El marisco fresco puede ser una muy buena opción, sin olvidarnos de ensaladas frescas y postres helados.
  • Estaciones de comida: Una forma de entretener a los invitados son las estaciones con comida ligera y fresca, para que vayan picando a su gusto. 

Ofrece Comodidad para los Invitados

Llegamos al último punto y uno de los más importantes, los detalles:

  • Abanicos: Regala abanicos personalizados a los invitados, un detalle que además de ser agradable y bien recibido, les será muy útil.
  • Establece un código de vestimenta: Aunque los invitados suelen tenerlo en cuenta, no está de más avisar de que traigan ropa cómoda y ligera para aguantar toda la celebración.

Las bodas en verano pueden ser arrebatadoramente bellas y muy divertidas si tenemos en cuenta algunos detalles durante la planificación. Cuidar el lugar, el menú y los detalles harán que la celebración vaya como la seda. Si además quieres que te ayudemos con el proceso, contacta con nosotros aquí y hablamos.